¿Probióticos o prebióticos?

Imagen de Orgánica Store

Publicado por:
Orgánica Store

Publicado el 10 de agosto de 2020

Lo primero que debes saber que es nuestro intestino está lleno de bacterias, las cuales juegan un papel muy importante en nuestra salud e incluso pueden afectar nuestro estado de ánimo y comportamiento. Por lo tanto, mientras más sano este nuestro intestino, más sanos estaremos nosotros. ¡Es aquí donde aparecen los prebióticos y probióticos!

Los prebióticos son fibras dietéticas compuestas de origen vegetal, las cuales llegan de manera intacta al intestino grueso mejorando las funciones de la microbiota intestinal, un término que se refiere exactamente a todas las comunidades de bacterias que habitan en nuestros intestinos. Estos ayuda a estimular el crecimiento sano de bacterias en la zona. Los prebióticos pueden conseguirse en frutas, verduras, fibra y almidones; son totalmente digeribles y también pueden ser encontrados en presentaciones de suplementos para fortalecer el crecimiento de bacterias específicas.

Mientras que, los probióticos contienen organismos vivos, con bacterias específicas que van directamente a los microbiota del intestino, la cual tiene un papel muy importante en nuestro organismo: nos ayuda a digerir nutrientes que no se han digerido anteriormente, sintetiza vitaminas como las del grupo B y la vitamina K, refuerza nuestras defensas y ayuda a evitar el crecimiento de bacterias perjudiciales en la microbiota. Los alimentos que los contienen son: el yogurt, los fermentados, kombucha, kéfir, kimchi o en suplementos los cuáles pueden necesitar estar o no refrigerados.

Hay dos maneras de mantener este equilibrio en nuestro cuerpo: ayudar a que crezcan las bacterias que ya están allí dándoles los alimentos que les gustan (prebióticos) o añadir bacterias vivas directamente a tu sistema (probióticos).

Se puede decir que los prebióticos tienen la misma finalidad que los probióticos, pero lo hacen de manera distinta, ellos son “el alimento” de las bacterias del colon. Ambos comparten el mismo objetivo pero su forma de actuar es diferente. Estos pueden ser consumidos diariamente por la mayoría de las personas para mantener una microbiota intestinal equilibrada y saludable, según el tipo de bacteria que necesite nuestro cuerpo, ya que existen más de 120 especies.

Cada cuerpo tiene su necesidad particular, por eso recomendamos consultar con tu médico a la hora de escoger el adecuado para tí!

¡Dale poder a tu intestino con baterías de calidad!