5 ingredientes tóxicos ocultos en tu jabón

Imagen de Orgánica Store

Publicado por:
Orgánica Store

Publicado el 07 de septiembre de 2020

Tu piel lo absorbe todo, es una gran y hermosa esponja. ¡Una manera de cuidarla es leyendo!

Al leer los ingredientes que tienen los productos puedes descartar los que no son buenos para ti. Una forma de sencilla de saber si son buenos, es preguntarte si los ingredientes tienen una contraparte comestible o si aportan nutrientes; si la respuesta es no, te será mucho mas fácil rechazarlos. La clave está en leer e investigar los ingredientes para hacer tus compras informado.

Un buen jabón está hecho con ingredientes limpios, es libre de tóxicos y funciona para todas las tareas de limpieza e higiene que necesites.

Estos son los 5 ingredientes tóxicos que pueden estar ocultos en tu jabón:

  • Lauril Sulfato de Sodio o Sulfato de Sodio Laureth: es un agente químico que se usa para hacer espuma. ¡Es uno de los ingredientes más tóxicos! Modifica el pH natural de la piel y la deja susceptible al ataque de sustancias externas. Cuando se utiliza en combinación con otros productos químicos es altamente cancerígeno. Puede irritar la piel, los ojos, entre muchas otras dolencias. Es totalmente innecesario en los jabones, ya que ingredientes naturales como el aceite de oliva, ricino, aceite de coco, manteca de cacao o la cera de abejas, pueden funcionar como agentes espumantes.

  • Triclosan: es un bactericida sintético que mata las bacterias malas y buenas, afectando el sistema inmune. Esta clasificado como un pesticida altamente tóxico para cualquier organismo vivo y esta presente en la mayoría de los jabones. También actúa como un disruptor hormonal, altera la fertilidad y puede causar malformaciones de nacimiento. 

  • Parábenos: se utilizan en casi todos los productos de cuidado personal como conservantes químicos y por sus propiedades para prevenir microbios. Actúan como disruptores del sistema endocrino, causando infertilidad, desequilibrios hormonales y han demostrado ser cancerígenos. Pueden ser absorbidos por la piel, la sangre y el sistema digestivo.

  • Frangancia o Perfume: son términos que por sí solos abarcan alrededor de 4000 ingredientes diferentes. Son mezclas sintéticas usadas para dar olor, que pueden causar manchas y alergias en la piel. Se ha demostrado que la exposición a ellas afecta el sistema nervioso central.

  • Ftalatos: Se usan en productos con "fragancia" y "perfume" sintéticos como limpiadores multiusos, jabón lavavajillas, e incluso papel higiénico. Perjudican el equilibrio hormonal de adultos y niños, causan migrañas, asma e infertilidad, disminuyendo los espermatozoides en hombres.

A pesar de que son sustancias peligrosas, estos ingredientes no están prohibidos. Por eso te recomendamos preguntar e investigar sobre los ingredientes. Haz de las lecturas de las etiquetas un hábito a la hora de hacer tus compras! 

Al escoger el jabón perfecto pregúntate cómo es tu piel y escoge jabones hechos a base de aceites vegetales, preferiblemente biodegradables, para cuidar de tu piel y de tu hogar. Busca jabones que no dejen rastro, hechos a base de ingredientes naturales u orgánicos. De esa manera evitas irritaciones, acné, resequedad y tóxicos en tu cuerpo.

¡Ahora estás preparado para escoger tu jabón!